Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

Puede la sal afectar a nuestro coche

Puede la sal afectar a nuestro coche
Miércoles, 21 de febrero de 2018

Cuando llegan las nieves las carreteras se llenan de sal para poder circular. Pero, puede la sal afectar a nuestro coche

Los temporales que hemos padecidos estos días atrás y los que parecen que vamos a padecer este fin de semana hace que las carreteras, sobretodo las de montañas, se vuelvan peligrosas. Por este motivo, los responsables del mantenimiento de los viales llenan las calzadas de sal para que la nieve desaparezca y se pueda circular sin peligro. Pero, seguro que alguna vez te has planteado si esta sal puede afectar a nuestro coche de forma negativa.

Pues la verdad es que si, la sal se queda acumulada en los bajos de la carrocería de nuestro coche. Esto produce que esta parte del vehículo se corroa y pueda dañar la chapa como parte de la mecánica de nuestro vehículo. Entre los elementos que se pueden ver dañados son las suspensión, los frenos o el escape entre otros.

Una medida de seguridad que, una vez pasado el mal tiempo, puede dañar de forma considerable nuestro vehículo. ¿El motivo? La sal se queda acumulada en los bajos de la carrocería, y dado que tiene un fuerte poder corrosivo, si no se queda rápidamente puede dañar tanto la chapa como las partes mecánicas del coche que estén en contacto con ella (supensión, frenos, escape…).

Para que esto no suceda debemos eliminarla siguiendo los siguientes pasos:

1. Con una pistola a presión de las gasolineras, de este modo limpiaremos los bajos. La sal que podría haber quedado incrustada, se deshace y se elimina del vehículo.

2. Las ruedas; revisar el interior de los pasos de rueda, los neumáticos, y, en general, las piezas que quedan a la vista bajo el coche.

3. Si con la limpieza a presión no conseguimos eliminar del todo los restos de sal deberemos limpiaros a mano. Para ello utilizaremos agua templada, jabón y un estropajo que no raye el metal. Meterse debajo del coche, y si no podemos, con un gato hidráulico levantar el vehículo para que no quede ningún residuo de sal.

4. Nunca debemos utilizar estropajos ni rascar con fuerza para eliminar la sal de la carrocería ya que dañaríamos la pintura. Utilizar una gamuza suave, agua y jabón. Si no se va, aplicar un disolvente para carrocería. Si a pesar de todo esto no se va, lo mejor es consultar con un profesional para que nos ayude a eliminar los restos de sal.

Seguir estos consejos es fundamental para que la carrocería y la mecánica de nuestro vehículo no se vea afectada por la sal. Si bien esta es necesaria para poder circular seguros por carreteras nevadas no debemos olvidar estos consejos para asegurarnos que la sal no afectara a nuestro vehículo.

Fuente: noticias.coches.com

    Contacto

    Al hacer clic en el botón “Enviar”, el usuario acepta que sus datos personales serán tratados y utilizados por las partes que figuran en la Declaración de Privacidad  para los fines mencionados y que puede ser contactado a través de los canales especificados. Por lo tanto, por la presente Usted acepta que se pongan en contacto con Usted a los fines de recibir más información sobre productos y servicios Opel por parte de un Concesionario Opel.

    Acepto el tratamiento de datos descrito en la Declaración de Consentimiento.

    Para más información sobre sus derechos relacionados con la privacidad de sus datos y conocer cómo contactar con nosotros, consulte aquí.

    Tengo derecho a retirar mi consentimiento en cualquier momento (para más información, haga click aquí). La retirada del consentimiento no afectará a la legalidad del tratamiento de los datos realizado en base al consentimiento otorgado antes de su retirada.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    (**) Política de privacidad